"Los limites de la fotografía no se pueden predecir".

Moholy-Nagy

 

El rito es un estado que se repite continuamente, manteniendo la memoria en la práctica cultural de las sociedades, y es así como ésta se preserva hasta tiempos que incluso, podrían ser inmemoriales. Según Georges Didi-Huberman la fotografía está asociada de por vida a la imagen y a la memoria, simbolizando que toda imagen son recuerdos que trasciende el tiempo, por lo tanto son atemporales estas nos develan  signos y representaciones que son re significadas por el que mira, descubriendo situaciones y momentos imposibles de pensar en la cotidianidad.

Un gran escenario del retrato y la memoria. Ambas nociones son el reflejo del otro, comprendiendo que la identidad de uno es el inconsciente del otro. Así, pareciera que se genera un factor autobiográfico, produciéndose la llamada “experiencia”, abriéndose a un sin fin de nuevas representaciones e historias, inconmensurables para nosotros.

 

Monserrat Rojas Corradi